Probamos el coche más grande de BMW, el poderoso X7