Así ruge es Porsche 911 GT3: el más deportivo de todos