La seguridad es el valor más importante para la compra de un coche: ponemos a prueba el Suzuki Swift