El abrazo de Laura y Álvaro...