Las pretendientas, ¿aspirantes al trono?