Marina: "No soy un niñata"