Manzano tampoco se libra de confidencias