Saray, a Nano " Tenías pensamientos de venirte a mi casa a vivir conmigo"