Manzano, el "malo de la película"