El beso más delicado de Clar, el de Erika