Nadia, celosa, también está a punto de irse