Ferrán recuerda a su compañero de silla, José