La Devo tiene una confidencia de Bracone