Rubén parece encantado con la llegada de Gala