David, a Gina: "Mi trabajo es decir verdades como puños"