Nico, Raúl y Alex siguen muy enfadados