Jesús le cuenta a Ainhoa que sus padres murieron cuando él tenía diecisiete años