Alba se queda de pretendienta