Álvaro no siente lo mismo que Laura