Gema no cree que las lágrimas de Laura fueran sinceras