Irene asegura que podría estar toda la tarde haciendo punto de cruz con la abuela de Álvaro