Pipi y Miriam, en periodo de reflexión