Las pretendientas de Érik, molestas