Gala sigue sensible y se emociona