Yerái se queda con el trono de Noel