Belén: “Amadeo no echa los típicos piropos”