Andrea: “Aquí tienes que ser suelta o una choni”