Kiko y Andrea, confidencias enfrentadas