El mejor momento del trono de Noel: la última cena con todas sus chicas