Mario: "A uno se le quitan las ganas de seguir"