Oriana deja el trono para ser pretendienta de Tony