Kiko y Miriam reconstruyen la noche que se conocieron