Yago, a Lola: "Esto es todo una mentira y no hay quién se la crea"