Ángela confiesa que cogió los cincuenta euros