Miriam: “Estoy cansada, triste y muy tranquila”