Guille, un pretendiente seguro de sí mismo