Oriana: “Me han echado muy poco rimel”