Susana: “No me voy a meter en un jacuzzi”