Kiko y Suhaila, un reencuentro muy deseado