Alex, el primer postulante al trono