Yanira y Santana, tras la final