Emma: “Borja, ¿quieres el trono?”