La mirada de Esther causa polémica