Liz acepta el trono para olvidar a Leo