Naima se ha quedado sin trono, pero tiene silla