Maikel desfila con la etiqueta puesta