Sergio lleva tatuado en el trasero el nombre de su residencia universitaria