José Antonio, un pretendiente con salsa