Isaac está encantado con Sara