Zurita, ¿el sobrado?